LAS MUELAS DEL JUICIO

Muchas de las consultas dentales que se dan en la clínica están relacionadas con problemas con las muelas del juicio, normalmente estas piezas causan dolencias cuando están saliendo o cuando el paciente presenta dolor. En esta entrada explicaremos cuando hay que extraer o quitar las muelas del juicion y cómo se hace.

¿QUÉ SON LAS MUELAS DEL JUICIO?

Las cuatro muelas del juicio son los terceros molares, una por cada lado de la boca tanto arriba como abajo y se encuentran al fondo de la boca.

El nombre viene por la edad a la que salen, sobre los 20 años (cuando una persona “supestamente” ya tiene juicio), aunque dependiendo de cada persona puede salir antes o después, o incluso no llegar a salir nunca. En ocasiones puede incluso que sólo salgan una o dos.

Debido a que son piezas dentales difíciles de limpiar al estar al fondo de la boca son más vulnerables a caries o a provocar enfermedades en las encías.

Las muelas de juicio retenidas que provocan dolor u otras complicaciones dentales suelen extraerse. Algunos dentistas y cirujanos orales también recomiendan extraer las muelas de juicio retenidas que no causan síntomas para prevenir futuros problemas.

¿Qué pasa cuando salen las muelas del juicio?

Al salir más tarde que el resto dientes puede provocar que mueva o tuerza el restos de dientes. Las situaciones que se suelen dar cuando salen las muelas del juicio son:

  • Personas que las tienen en la boca sin molestias y con suficiente espacio.
  • Personas que las tienen en boca a medio salir lo cual es molesto y además puede aumentar el riesgo de infección.
  • Personas que las tienen pero están incluidas ya sea solo en la encía o en la encía y el hueso.
  • Personas que ni siquiera las tienen. Es una muela que debido a la evolución del ser humano en cuanto a dieta está condenada a desaparecer.

Síntomas

Cuando una muela del juicio que no ha terminado de salir correctamente y se infecta el paciente puede padecer alguno de los siguientes síntomas:

  • Encías enrojecidas o hinchadas
  • Encías sensibles o sangrantes
  • Dolor en la mandíbula
  • Hinchazón alrededor de la mandíbula
  • Mal aliento
  • Un sabor desagradable en la boca
  • Dificultad para abrir la boca

¿CUÁNDO ES NECESARIO QUITARLAS?

Existen varios casos en los que se deben extraer estas muelas:

  • El paciente tiene dolor. La muela no ha salido o ha salido a medias porque no hay espacio.

    Paciente con dolor por la muela del juicio
    Paciente con dolor por la muela del juicio

  • Cuando hay infección.
  • Cuando no sale entera y tiene encía por encima ya que se crea como una bolsa donde puede entrar comida. En este caso aumento el riesgo de infección.

    Muela del juicio a medio salir con encía por encima
    Muela del juicio a medio salir con encía por encima

  • Cuando hay caries muy grandes que llegan al nervio. Hacer una endodoncia en estas muelas es muy complicado al ser las últimas, con lo que es mejor quitarlas.
  • Cuando salen en posición complicada o incorrecta.

    Muelas juicio en posición incorrecta
    Muelas juicio en posición incorrecta

  • Cuando afectan a las muelas de al lado ya que salen en dirección hacia ellas y chocan. En estos casos los pacientes pueden acudir a la clínica por presentar dolor en la muela de al lado. Esto es porque ha chocado contra ella y la ha invadido y llega al nervio. Dependiendo de si la muela del juicio se ha comido mucha muela o no se haría una endodoncia (si no ha roto mucho) o se quitaría (si hubiera roto mucha muela o las raíces).

    Muela saliendo contra la muela de al lado
    Muela saliendo contra la muela de al lado

  • Cuando se ve que no hay suficiente espacio para que salgan.
  • Cuando se quite la muela del juicio de arriba habrá que quitar la de abajo también y viceversa. Esto es porque si no la quitamos seguirá saliendo la pareja y puede provocar heridas en la encía o mejilla.

CÓMO SE QUITAN LAS MUELAS DEL JUICIO

Dependiendo de si las muelas están fuera o no.

  • Si la muela está completamente fuera: Es una extracción normal. Se quitaría la muela como si fuera una más.
  • Si la muela esta un trozo solo fuera (parcialmente incluida): habría que hacer una pequeña cirugía o incluso se podría quitar normal. Depende de si hay mucho fuera.
  • Si la muela no está fuera (incluida): hay que hacer una cirugía. Será más larga o no dependiendo de si solo está cubierta por encía o por encía y hueso y de la posición. Sería necesario la colocación de algún punto para mejorar la cicatrización. Por tanto, tendría que venir a la semana para quitar puntos.

Cuidados después de la extracción

Después de la extracción es normal sentir molestia durante un día, durante este periodo es aconsejable no realizar movimientos bruscos sobre esa zona (comer, cepillado, …).

El dentista, dependiendo de cada paciente, puede aconsejar tomar algún tipo de medicamento para evitar la inflamación o la infección.

Tras la intervención es posible tener algunas molestias leves por la propia extracción y por la anestesia.

CONCLUSIÓN

Si tienes molestias en las muelas del juicio o piensas que no tienes espacio es recomendable que acudas al dentista. Aquí se realizará un estudio con una radiografía. En la mayoría de casos lo mejor es quitarlas para evitar problemas ya que son muelas que con la evolución desaparecerán.

Como último consejo, es mejor quitarlas cuánto más joven mejor ya que si está acabándose de formar del todo o acabada de formar cuesta menos de quitar.

 

Si tienes alguna duda puedes dejarnos un comentario o solicitar una cita. Estaremos encantados de atenderte.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up