Odontopediatría

Tratamiento Dental para Niños

La odontopediatría se centra fundamentalmente en interceptar y eliminar caries y en mantener y asegurar la calidad de las piezas dentales. Ya desde muy pequeño, un niño puede estar afectado por el problema de la caries y, de no resolverse a tiempo, podría tener patologías más agresivas en el futuro,
llegando incluso a sufrir la pérdida de piezas dentarias.

PROBLEMAS DENTALES MÁS COMUNES EN NIÑOS

La odontopediatría se debe aplicar en los siguientes problemas:

Caries

Muchos padres piensan que los niños pequeños no tienen caries y que no es importante el
cuidado y la higiene de los dientes de leche porque al final se caen, sin embargo una caries
puede desarrollarse incluso en el primer año de vida ya que tienden a comer más a menudo,
ingieren más dulces y, además, no están concienciados de la importancia de lavarse los dientes
después de cada comida.

Existen una serie de medidas que intentan prevenir la aparición de caries en los dientes y son las
siguientes:

  • Aporte adecuado de flúor
  • Evitar el consumo excesivo de azúcar
  • No acostumbrar al niño a dormir con el biberón en la boca que contenga leche o zumo.
  • Iniciar la limpieza de los dientes desde que el niño es muy pequeño.

Gingivitis

¿Sabias que los niños también tienen el riesgo de padecer de gingivitis?

La principal causa de la aparición de problemas de encías o gingivitis en tempranas edades es la
acumulación de la placa bacteriana sobre los dientes y encías, principalmente cuando no se tiene
higiene dental.

Síntomas de la gingivitis infantil

  • Mal aliento
  • Dolor en los dientes
  • Inflamación y enrojecimiento de las encías
  • Sangrado al comer y al cepillarse los dientes
  • Sensación de las encías se mueven y de que los dientes están separados
  • Abscesos en las encías, en algunos casos

Traumatismos dentales

  • Todas las lesiones traumáticas, ya sean en dentición temporal o permanente, son
    importantes y debe hacerse un correcto diagnóstico y seguimiento tanto clínico como
    radiográfico.
  • Los traumatismos en dentición temporal pueden afectar al diente permanente en
    formación; en este caso las secuelas aparecen en el momento de la erupción o salida del
    diente permanente.
    El traumatismo es doloroso y los niños tienen diferentes formas de demostrar este dolor. En los
    bebés puede manifestarse como imposibilidad de succión o rechazo al alimento. Cuando el
    nervio queda expuesto, hay una sensibilidad aumentada al frío, calor y roce de los alimentos. El
    tratamiento de la lesión mejora los síntomas.

Cualquier lesión traumática se debe tratar con carácter urgente. Los padres deben llevar al niño
a una clínica dental con la máxima rapidez para que así el dentista especialista pueda hacer un
examen y valoración de los dientes y tejidos circundantes y determinar la pauta a seguir

Mala oclusión

La maloclusión es la mala alineación de los dientes entre ellos o la forma en la que los dientes
superiores e inferiores encajan entre sí

Asimismo los dientes de la arcada superior deben encajar en los de la inferior, de tal modo los
de arriba protegen el tejido interior de las mejillas de un posible mordisco las mejillas y los de
abajo hacen otro tanto con la lengua.

Cuando esto no es así, entonces se habla de maloclusión. Un hecho éste muy habitual; tanto, que
la mayoría de las personas presentan algún tipo de maloclusión,

Causas de la maloclusión:

  • Factores hereditarios
  • Respirar por la boca
  • Uso del biberón durante un tiempo excesivo
  • Hábitos de alimentación
  • Bruxismo
  • Mordisqueo de las uñas
  • Niños en los que los dientes de leche tienen muy poco espacio entre ellos

Una visita al ortodoncista antes de los siete años de edad permitirá esa detección temprana.

El no realizar un tratamiento a tiempo puede generar una necesidad de tratamientos futuros más
complicados, pero lo más importante es que puede derivar en una alteración de las distintas
funciones orales, como alteraciones en la fonación, dificultad en la masticación, alteración de la
deglución o, entre otras cosas, hábitos labiales inconvenientes.

odontopediatria dental

Prevención en odontopediatría

Para que los niños adquieran un hábito de higiene dental y acudan a las revisiones periódicas de odontopediatría sin tener miedo al dentista, es fundamental que acudan desde pequeños para que conozcan el ambiente y les resulte familiar. Esto sin duda les motivará lo suficiente como para no tener
rechazo en posteriores revisiones o tratamientos.
La prevención es la opción ideal en odontopedediatría, ya que se trata de tomar las medidas necesarias para evitar anticipadamente un problema bucodental. Por ello es conveniente acudir a la consulta del
odontólogo periódicamente.

Una buena salud comienza por una boca sana.

Más información: http://www.odontologiapediatrica.com

Opiniones Odontopediatría

Envía tu opinión
1
2
3
4
5
Enviar
     
Cancelar

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up